Cuando acaba el colecho

13 Mar

Cuando se tiene un bebé muchos padres deciden colechar desde el primer día, otros lo ven como una necesidad, meter al niño en la cama y dormir con él da tranquilidad, lo atiendes al instante y permite que toda la familia pueda dormir.

colecho-mimos-y-teta

A pesar de todos los métodos de aprendizaje para dormir que podáis escuchar sabéis que en esta casa no creemos en ello. El sueño es un proceso evolutivo, igual que para aprender a andar un niño gatea primero, para dormir toda la noche en su habitación hay que dejar que ese sueño madure. Por ello colechamos, ademas de todo lo que explico en esta entrada.

Pues bien, reconozco que confiaba que mi hijo dejaría nuestra cama por propia iniciativa, pero también reconozco que algunas veces he dudado, sí he dudado de que fuera tan fácil como he leido una y otra vez, sabía y siempre he dicho que con 17 años no dormiría conmigo, pero hasta cuando duraría. He escuchado otras familias con niños bastante mayorcitos que duermen en su cama pero ,sinceramente, dudo de métodos que hayan podido utilizar.

En torno a este tema, hace menos de un año asistí a un taller de sueño infantil, organizado por maternidad continuun, taller que aconsejo totalmente para acabar con dudas y entender el sueño de nuestros hijos. En este taller se hablaba que a los 5 años la mayoría de los niños había alcanzado la madurez para dejar de colechar. 5 años, perfecto, mi hijo tenía 4 con lo cual en un año, sería capaz de dormir en su cuarto?. Vuelvo a repetir que la duda me surgía a pesar de confiar en que lo estaba haciendo bien.

Cuando tenía 3 años y medio mi hijo un día me dijo que quería dormir en su cama, pues bien, estuvo una semanas cosa así durmiendo en su cama la mitad de la noche y después se venía a la mía. En tanto se puso un poco resfriado y ya no volvió a su cama, decía que no se sentía mayor. Mientras la operación era todas las noches la misma, dormía en su cama, al lado de la mía, y cuando se despertaba se metía en mi cama, siendo con él ocho pies.

Claro el se seguía despertando y en ese despertar necesitaba estar conmigo.

Pues con 4 años y medio, un día sin ton ni son, le dijo a su papá que mamá no lo acostaba en su cama, con un tono un poco enfadado. Pues nada, esa noche durmió en su cama y a mitad de la noche volvió a la mía, normal era lo que había pasado hace un año. Mi sorpresa fue que a la siguiente noche despertó en su cama, casualidad!!! -pensé. Pero NO, a partir de entonces mi hijo duerme toda la noche en su cama, se despierta, se levanta con la luz apagada al servicio, y vuelve a su cama. Hemos ido de viaje y hemos colechado, pero cuando hemos vuelto a casa a dormido en su cama. Se ha resfriado y lo he acostado conmigo, pero cuando se ha recuperado ha vuelto a su cama.

Sí, con un poco más de 4 años ha encontrado la madurez en su sueño, dejó el chupo un poco antes para dormir y ahora se siente mayor para dormir en su cuarto, sólo  y durante toda la noche.

¿Tristeza o pena? Se me ha acabado el colecho con mi hijo pero no siento ninguna de las dos cosas, siento satisfacción por respetar su sueño y dejar que madure de manera natural. Satisfacción porque él está feliz de dormir sólo. Satisfacción porque no ha tenido que derramar ni una sola lagrima para conseguirlo.

 

Comparte si te ha gustado, para apagar muchas críticas y para dar confianza a mucho papás y mamás
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: