Archivo | diciembre, 2013

A mis hijos no les comen los lobos. En contra de “duérmete niño”

30 Dic

¿Cuántas veces has escuchado decir que un niño no duerme? ¿Cuántas veces has escuchado cómo padres aplican métodos para que los niños aprendan a dormir? ¿Cuántas veces has pensado que no vas a dejar llorar a tus hijos? ¿Cuántas veces has  disfrutado a tu bebé en la cama, dormidito y tan cerquita tuya?

beb-que-lleva-de-la-mujer-primitiva-16810632

Desde que tengo hijos mi tiempo para la lectura ha disminuido considerablemente, por lo que tengo que escoger muy bien los libros que voy a leer. Muchos padres perdidos considerando en el problema de sus hijos porque no duermen toda la noche o se despiertan a menudo, buscan soluciones en ciertos libros donde prometen métodos infalibles para enseñar a dormir a tu bebé.

Yo y muchos otros padres preferimos entender el sueño del bebé, en vez de poner una solución, buscamos una explicación al sueño de los niños, leí el gran libro de Rosa Jové “Dormir sin lagrimas”

En este libro se explica el sueño de cualquier persona, las fases de este sueño y como se desarrolla el sueño de un bebé hasta llegar a tener el sueño de un adulto. Creo que es importante saber el comportamiento del sueño para entender la forma de dormir de los niños, porque se producen tantos despertares nocturnos. A los niños no hay que enseñarles a dormir puesto que ya en el periodo gestacional tienen ratos en los que duermen.

 Una de las escena explicativa de este libro es la siguiente:

Dos bebés picapiedras están con sus mamas recogiendo frutos. Se han dormido y, como están regordetes y pesan mucho, sus mamás se sienten tentadas a dejarlos en un improvisado lecho de paja en el suelo y continuar su labor.

Al poco rato, el primero de ellos, un bebe muy inquieto y tragón, se despierta llorando. Su madre acude enseguida, lo recoge en brazos, lo consuela y lo vuelve a dejar. Cuando la escena ya se ha repetido varias veces, la madre, mujer práctica donde las haya, decide llevarlo atado ella para poder realizar su trabajo.

En cambio, el otro bebé, que es de los que si se despierta no protesta, pasa muchas horas sin ver a su mamá, que prosigue su recolección tranquilamente por los campos más lejanos. Mientras tanto, atraídos por el olorcito que desprende el pequeño cavernícola, una jauría de lobos salvajes decide montar un picoteo.

¿Cuál de las dos madres tiene más probabilidades de ser abuela?

Así el bebé que sobrevive es:

  • el bebé llorón
  •  el bebé que necesita contacto constantemente
  • el bebé que estaba todo el día enganchado en la teta de mamá
  • el bebé que dormía cerquita de mamá
  • el bebé que cerraba las manos instintivamente para agarrarse a su mamá

y ese es nuestro antepasado.

El bebé llorón es el que sobrevive

Por ello siempre digo que a mis hijos no les comen los lobos. Niños que, igual que la mayoría de los bebés, necesitan un contacto continuo con sus madres, necesitan sentirse protegidos y saber que no corren peligro ninguno.

 Dejemos de pensar si nuestros niños duermen mal  y pensemos en las necesidades de nuestros hijos, pensemos en que al tener un hijo nuestros sentidos deben inclinarse a él, nuestras antepasadas eran madres protectoras que no dejaban a sus hijos ningún momento, y eso lo hemos heredado, somos obsesivas con nuestros hijos y no pasa nada, nos debemos dedicar a ellos y dejar de ver un problema donde sólo hay un proceso evolutivo.

Si te ha gustado comparte y si quieres comentar estamos encantados de escucharte

Anuncios

Cómo dar a tu bebé la mejor leche

14 Dic

lactancia-materna-2

Examinando las palabras más buscadas en Google nos encontramos con que una de las frases más buscadas relacionada con la alimentación es “la mejor leche para bebés”, un gran número de personas, sobre todo mujeres buscan esta frase en google para encontrar una respuesta.

Cuando metemos en Google esta frase nos encontramos con diversos resultados:

 *Foros con todo tipo de preguntas y opiniones de madres.

 *Artículos de tipo “¿Cómo escoger la leche de fórmula?” donde te explica los tipos de formulas , ingredientes, formas de presentación… eso si, te avisan del riesgo del bisfenol A que conlleva esta formas de leche.

Sigue leyendo